Malditos autojuicios

Muchas veces se nos pregunta ¿Qué harías si no tuvieras miedo? cuando lo que realmente habría que preguntarse es ¿Qué harías si no te juzgases?.

Para ser sincera, esta es una pregunta con trampa. Al preguntarnos ¿qué harías si no tuvieras miedo? por lo general hay que plantearse la cuestión de ¿a qué se tiene miedo? Seguramente habría miedos muy diferentes, pero en nuestro mundo, una de las cosas que más miedo nos dan es lo que los demás opinen de nosotros, el mayor miedo es a dar una imagen que no queremos frente a los demás. Tenemos que ser conscientes de lo dañino de todo esto que decimos ya que vivir siempre pendientes de lo que opinan los demás, es totalmente frustrante y cansado.

La realidad es que nunca podremos estar a gusto con la perspectiva que tienen los demás, ¡y mucho menos de nosotros mismos!

Si nos alagan seguramente no nos lo creamos, y si nos critican nos pondremos a la defensiva. Ningún juicio estará acorde con lo que queremos trasmitir. La explicación a todo esto está seguramente en que lo que piensan los demás de nosotros pasa por nuestro propio filtro de lo que pensamos nosotros mismos, es decir, nuestro auto juicio.

Si la idea que tenemos de nosotros mismos fuese algo de lo que estuviésemos seguros y confiásemos completamente, no tendríamos problema con lo que piensan los demás. No aporta nada una opinión de alguien de fuera si lo que opinamos nos da la seguridad suficiente como para no hacer caso. Si bien es cierto que las críticas constructivas nos ayudan a crecer, tener la idea clara de quienes somos también ayudará a que podamos usar esas críticas para mejorar sin ponernos a la defensiva.

La voz interior que tenemos todos que nos critica y a veces nos hace sentir mal, puede volverse en nuestra contra o a nuestro favor dependiendo del enfoque que queramos darle.

Mientras escribo estas líneas pienso “para qué voy a escribir si nadie lo va a leer” “estoy intentando hacer algo que no sirve de nada” “ni siquiera sé si este artículo o los anteriores son interesantes” “¿quién se va a parar a leer algo que hayas escrito tú” etc. Pero sigo escribiendo. No me importa esa voz porque mi objetivo está claro, trabajar para llegar a los demás y tratar de compartir los temas que me parecen interesantes y, aprender a lo largo del camino que desarrolle. Llevo 24 artículos publicados y os puedo asegurar que en por lo menos 18 he tenido esa voz.

Una vez leí el libro de Milton Erickson, un psicólogo especialista en hipnosis que me encanta y que tuvo una trayectoria ejemplar en el que nada más empezar el libro decía que se había sentido toda su vida como un farsante, que algún día alguien se daría cuenta de lo incompentente que era y por fin sabrán la verdad. Me dejó maravillada que pudiese decir eso una persona con tan buena carrera y éxitos demostrados.

Como decía antes, podemos conseguir transformar esa voz en algo que nos ayude y nos empuje a mejorar. Pero para ello, hay que escucharla y entenderla, pero de una forma constructiva.

Tenemos que pensar en esa voz como la conciencia que nos dice que algo no está del todo bien o que hay algo que queremos mejorar o cambiar. La inseguridad nos hace asegurarnos que hacemos las cosas bien y no confiarnos, pero la total inseguridad hace que fallemos porque no nos centramos con todo en lo que tenemos que hacer porque nos dejamos llevar por los “y si”.

La incertidumbre nos hace prepararnos ante posibles consecuencias que puedan darse para tratar de afrontar del mejor modo esas situaciones, pero si esto nos genera ansiedad anticipatoria desbordada, no podremos concentrarnos y disfrutar del proceso de aprender.

En definitiva, esto nos lleva a todas las conclusiones que hacemos cuando tenemos una emoción que nos parece molesta, hay que escucharlas porque son útiles, pero aprender de ellas y transformarlas en algo que juegue a nuestro favor.

Publicado por eliapesquera

Psicologa Sanitaria M-33188

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: