Siento luego existo

Le damos una vuelta a la famosa frase de Descartes que dice “pienso luego existo” para hacer ver que las emociones son algo inherente al ser humano y que a pesar de ello, muchas veces no las aceptamos e incrementan la sensación de falta de control sobre nosotros mismos.